Descripción del proyecto

LA FUERZA DE LA NATURALEZA, BRONCE

Los humanos pensamos en nosotros como seres supremos.

Vivimos en un falso sentimiento de seguridad del que solo nos despierta la furia de la Madre Naturaleza,
para recordarnos su presencia y nuestra responsabilidad hacia su hija.
Tras haber visto el destrozo de la costa de Tailandia y el huracán que afectó el sur de los Estados Unidos,
decidí crear esta escultura dedicada a la Madre naturaleza, en recuerdo de las primeras estatuas hechas en honor a los Dioses,
como una ofrenda, con la esperanza de apagar su cólera.
En lo esencial, no somos muy distintos hoy de cómo lo éramos miles de años atrás.
Aún nos empeñamos en buscar símbolos para evadir nuestro destino.

Material: Bronce patinado
Edición de 8 + 3 pruebas de artista – 252 x 72 x 254 cm
Edición de 9 + 3 pruebas de artista – 193 x 100 x 37 cm

VOLVER A
OBRAS SELECCIONADAS
VOLVER A LA FUERZA DE LA NATURALEZA